Hola amigos!

Hablemos de hacer las cosas con amor…

Cuando amamos nuestro trabajo, deja de ser trabajo y se convierte es nuestra pasión, porque disfrutamos hacerlo, nos esforzamos por dar lo mejor de nosotros y nos sentimos orgullosos de los resultados.

Para esto es necesario que sea lo que sea a lo que nos dediquemos, nos esmeremos es hacerlo bien, y la clave está en la práctica.

La repetición es la madre de la retención

Si un atleta quiere lograr el éxito debe entrenar, es decir hacer una actividad tantas veces sea necesario hasta que la domine y se convierta en el mejor.

Así sucede cuando nos gusta nuestro trabajo, al principio queremos aprender a hacerlo, las ansias de conocer los detalles nos dominan, luego cuando ya hemos pasado esa etapa, empieza la de perfeccionar nuestra técnica.

Cuando llegamos a Steemit, por ejemplo, no sabíamos cómo funcionaba, pero estábamos ansiosos por saberlo todo para poder sentirnos a gusto y sacarle el mayor provecho, fuimos aprendiendo a crear nuestros post, a agregarle más forma y detalles, y poco a poco aprendimos a dominarlo.

Luego al llegar a la etapa estable, es cuando se presenta el reto de esforzarnos por mejorar cada día nuestra técnica, llegamos a conocer cuáles son los temas de los que nos gusta escribir, los que nos salen mejor, por así decirlo, y lo trabajamos, como lo hace un escultor a una pieza de madera en bruto, vamos desde lo más rustico y sencillo hasta que logremos obtener nuestra obra maestra.

En el proceso nos clavaremos astillas, se nos presentaran baches y tropiezos, nos desanimaremos, cansaremos y en muchos casos puede que pensemos en tirar
la toalla.
Cuando esto suceda pensemos en la frase de la imagen del principio, dice:

El amor todo lo puede

Cuando nos dedicamos a lo que amamos no nos importaran los incidentes que se nos presenten, siempre tendremos en mente que el resultado bien valdrá la pena, y que aun se puede dar un poco mas hasta lograrlo.

Recordemos que en la vida y en cualquier aspecto no estamos en una carrera de rapidez sino de resistencia.

Así que ponle amor a lo que haces, si te dedicas a escribir, hazlo con cariño, da lo mejor de ti, no te conformes con abrir un enlace y copiar lo que allí está escrito, solo por llenar un espacio en tu blog, esfuérzate por crear ideas, por pensar en tu lector, en lo que le quieres decir y transmitir.

Si les ponemos cariño a los que hacemos, veremos cómo reflejamos ese cariño en otros, y el efecto será positivo tanto en los resultados de nuestra labor, como en todos los que con nosotros tienen que ver en el día a día. Además le estaremos dando un valor agregado, sentido de pertenencia y encanto a nuestro trabajo.

Sabemos que hoy en día no es fácil pero de seguro vale la pena irradiar pasión por lo que hacemos y permitirle a otros que esa buena energía los contagie.

Imagen 1 Imagen 2


Me despido por ahora, como siempre espero que les guste este articulo motivador, les invito a unirse al Trail Minotaurototal y a nuestro servidor en Discord


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *