Técnicas de pintura.

Lápices de color.

Lápices de color.- Aunque es común relacionarlos con los niños y su manejo es relativamente fácil, son considerados como el medio de expresión más popular.

Son fáciles de transportar y se pueden adquirir en cualquier lugar. Existe una variedad muy amplia, se pueden encontrar desde una caja de seis hasta de cuarenta y ocho o más colores, con opción a punta dura o blanda. La punta dura se aplica en trazos de formas lineales, mientras que la blanda es apropiada para obtener: manchas uniformes, texturas, veladuras, transparencias, etc. Los efectos pueden variar, dependiendo del tipo de papel que se use como soporte.

Aplicación y mezcla.

 

Crayones.

Crayones.- Son lápices de color que se utilizan como base o vehículo, un aglomerado ceroso. Son uniformes, compactos y de gran intensidad cromática. Permite crear una amplia gama de texturas.

Cuando se ocupa trazar líneas o figuras con cierta precisión, se recomienda auxiliarse de un sacapuntas o una navaja.

Aplicación de crayones. 

 

Pastel o gis de color.

Pastel o gis.- Es otro material con una aplicación similar a los crayones y los lápices de color. Son barritas que contienen pigmento en polvo y se van degradando al deslizar sobre la superficie de soporte.

Los colores tipo pastel  son en su mayoría tonos pálidos, y no es posible mezclarlos, sólo sobreponerlos; su textura es mate. Al terminar una pintura es necesario fijarla con laca u otra sustancia especial, para evitar que se desprendan los granos de color.

Textura Técnica Pastel.

 

Acuarela.

Acuarela.- Se utiliza un pigmento de origen mineral y su presentación viene en pastilla sólida. Con el pincel húmedo se extrae el pigmento y se aplica sobre el papel. Esta técnica exige cierta seguridad manual, no es posible hacer correcciones porque el secado es muy rápido y el pigmento se impregna totalmente en el papel.

Se puede trabajar en muchos tipos de papeles (como el papel marquilla, que es económico) aunque los mejores resultados se obtienen en alguno más especial, como el whatman o fabriano. Los mejores pinceles para la acuarela son de pelo de marta (no es indispensable su uso).

Textura de Pintura con Acuarela. 

 

Óleo.

Óleo.- Es una de las técnicas más empleadas desde el siglo XVI. Los pigmentos se aglutinan con aceite secante formando una pasta espesa (puede diluirse con aguarrás). Es posible utilizar cualquier soporte, siempre y cuando sea preparado con una capa que impida el deterioro, para ello se aplica una mezcla de pegamento, cola y yeso.

En está técnica se puede emplear cualquier tipo de pincel (duro, blando, redondo, plano, con pelo de animal, con pelo sintético), aunque la espesura del material predispone al uso de cerdas cortas y duras. También se utilizan accesorios, como la espátula.

El óleo brinda facilidades que no se consiguen con otras técnicas, es más fácil mezclar los pigmentos y el secado es más lento, lo que nos da la oportunidad de trabajar con más calma. Se logran capas muy finas adelgazando el pigmento con aceite de linaza; se puede dar opacidad en las sombras; permite los retoques, lo que facilita una ejecución más detallada.

Antiguamente, el pintor molía sus pigmentos y preparaba sus propias pinturas. Muchas veces no compartía sus secretos y moría con ellos.

Pintura al óleo. 

 

Acrílico.

Acrílico.- Es una técnica moderna que utiliza como base una resina llamada «acrílico» (se adquiere fácilmente en el mercado). Seca muy rápido, lo que obliga a limpiar inmediatamente  el pincel después de su uso.

Pintura a base de acrílico. 

Es todo por hoy. Si les gusto el post, ya saben que me lo pueden hacer saber, comentando, votando y compartiendo. Saludos.



Les invito a votar por @enginewitty como witness de la plataforma steemit presionando Aquí.



 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *