Entre mujeres siempre habrá una eterna lucha por ver quién es mejor

Se trata de esconder esos defectos y cualquier cosa mala que nos pase, intentando ser la mejor, la más activa, la más flaca, la más adinerada, la más buena persona, la mejor mamá, la mejor estudiante, la mejor vestida, la mejor cocinera y un sin fin de etcéteras.

Jorge bucay mencionaba una frase que decia:

Cada cosa que yo hago y cada cosa que decido dejar de hacer está motivada por un deseo, pueda yo identificarlo o no

Se vive tratando de dar gusto a la gente y engañarnos a nosotras mismas distorsionando la realidad. Simplemente cuando nos dicen “cómo estás?” Siempre respondemos “bien”, aunque no lo estemos, como si debiéramos darle gusto a los demás en vez de a nosotras mismas.

Entre mamás es igual, es una constante batalla sobre ver cuál es mejor, quién se cansa menos, taparse las ojeras, ser más activa, tener hijos más bonitos, más saludables, comprarles lo mejor, vernos bien, sin aceptar nunca que no podemos más, que necesitamos ayuda, desahogarnos un momento, por un día no querer hacer nada, no limpiar, no lavar, no tender camas, no cocinar. Pero no, tenemos que ser invencibles y siendo honestos, es imposible, somos humanos!

El día que aceptemos la realidad como es, todo será más fácil, nos daremos cuenta de que todos somos iguales y que nos cansamos, que tenemos defectos, ojeras, kilos de más, y tal vez entonces nos sintamos mejor y más acompañados, porque eso que sentimos y pensamos no es malo, lo malo es no aceptarlo.

Fuente: imagen 1, imagen 2, imagen 3


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *