Hola amigos!

Tal y como una buena comida alimenta y nutre nuestro cuerpo, nuestra mente se puede alimentar con información nutritiva…

Un buen libro, una lectura amena,  puede alimentar nuestra mente llenándola de información que nos beneficie. Podemos sumergirnos en una historia y perdernos en ella y así liberar nuestra mente por unos instantes de la realidad que tanto nos angustia.

Si no sabemos en si que leer podemos tomar en cuenta estos tres consejos que aplico en lo personal:

  • Hacer una investigación sobre algún tema interesante, esto puede llenarte de conocimiento valioso que en algún momento te puede ser de gran ayuda. Puedes leer sobre alguna planta medicinal, primeros auxilios, alguna guía de viaje, en fin, cualquier tema que te llame aunque sea un poco la atención.
  • Steemit nos ha convertido en escritores y lectores, podemos navegar horas y horas y encontrarnos con muchísima información, solo tienes que elegir la etiqueta que llame tu atención y allí sumergirte en una infinidad de textos que podrás valorar e intercambiar opiniones con el autor.
  •  Crearse un habito de lectura: como siempre lo digo, esto se  aplica también para los padres, si nuestros hijos nos ven leyendo, sin duda ellos también lo harán, crearse un habito de lectura concienzuda nos puede reportar muchos beneficios, liberar tensiones, podemos crearnos una rutina agradable, donde le dediquemos unos minutos al día a leer algún texto interesante y meditar en el.

Es posible que nos preguntemos ¿en que tiempo lo hare?

Para todo hay un tiempo, y así como le dedicamos unos minutos a degustar nuestra comida, podemos apartar unos cuantos mas para alimentar sanamente nuestro intelecto. Y cabe la acotación que este tiempo de lectura no incluyen las noticias en Twitter o viendo venalidades en Facebook.

Imagen1

Imagen2

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *