En esta ocasión hablaremos sobre el arte en China e India; del mismo modo veremos el Arte Medieval, esperando sean de su agrado.

CHINA.

La cultura china estuvo aislada del resto del mundo durante mucho tiempo, la Muralla China es fiel testigo de ello. Por esta razón, se desarrollaron conceptos estéticos muy diferentes a los de occidente.

El elemento que caracteriza la arquitectura es el diseño de los techos, con una punta hacia arriba (las pagodas).

En la escultura aparecen obras monumentales y en miniaturas; predominan los temas religiosos. Cabe destacar los excelentes trabajos en porcelana.

En la pintura, se emplea la técnica de la aguada sobre papel y tela. De igual modo utilizaron la laca.

China fue gobernada, desde un principio, por una serie de dinastías; en algunas de ellas se dieron interesantes aportaciones artísticas, como: Dinastía Chang, Dinastía Chu, Dinastía Han, Dinastía Tang y Dinastía Ming. La última es famosa por sus hermosos diseños de porcelana.

El Templo del Cielo. Beijing China. Dinastía Ming. 

 



INDIA.

Esta cultura se estableció entre los ríos Ganges e Indo, en la península del Indostán. Su arte estuvo íntimamente ligada con la religión.

En la arquitectura, se utiliza el pilar, la bóveda y la cúpula en forma bulbosa. Aparece la construcción troglodita, es decir, edificada dentro de las cuevas.

En la escultura, se maneja principalmente el relieve con fines decorativos. En la pintura se utiliza el mural, desarrollando temas preferentemente religiosos.

Las dos corrientes religiosas que sustentan el arte son:

HINDUÍSMO.

Su creencia se basa en la trinidad: Brahama, Vishnú y Shiva. El hombre, pasa por una serie interminable de vidas; su esperanza estriba en llegar, a través de la verdad, a una absorción en el seno de Brahma. Sólo llegan a la inmortalidad los que practican la abstinencia, la continencia, y la contemplación. Lo básico es pertenecer, por nacimiento, al régimen de castas y reconocer a los brahmanes (sacerdotes) y a sus libros sagrados, las Vedas.

Shiva, arte Hinduista. 

BUDISMO.

Su doctrina se basa en cuatro en cuatro verdades.

1.- La realidad del mundo es dolor.

2.- El origen del dolor es el apego a la vida.

3.- La liberación del dolor es posible mediante la extinción del deseo.

4.- El camino para la extinción del deseo es la ley.

El estado de perfección, al que puede aspirar el hombre, se le conoce como Nirvana; se llega a él por un camino que incluye ocho etapas; conocimiento, intención, lenguaje, conducta, vida, esfuerzo, pensamiento y concentración.

Buda, Arte representativa del Budismo. 



ARTE MEDIEVAL.

Se conoce como Edad Media, al período comprendido desde el surgimiento del cristianismo como religión oficial, en el siglo IV, hasta la caída de Constantinopla, en el año 1453. Algunos historiadores consideran que concluye con el descubrimiento de América, en 1492.

En el campo de la arquitectura, predominan tres estilos.

  • Paleocristiano.

Se realizan construcciones que atienden a una necesidad inmediata: albergar al mayor número posible de fieles. La atención de los arquitectos se centra en los interiores, sin preocuparse tanto por el aspecto de los exteriores.

  • Románico.

Se caracteriza principalmente por la construcción de monasterios. En la arquitectura no religiosa, destaca la construcción de palacios, castillos y fortalezas.

  • Gótico.

Es caracterizado, principalmente, por el uso del arco ojival o arco apuntado, es decir, que termina en punta; en él se combinan la línea recta y la línea curva. En Francia se construyen las catedrales más impresionantes de este estilo, destacan la de Chartes y la de Notre Dame.

Durante la Edad Media, la pintura y la escultura figuraron como complementos de la arquitectura.

En el campo de la escultura, sobresale la construcción de retablos o altares, que poseían espacios para ser ocupados por pinturas y esculturas. Los temas eran, principalmente, de personajes religiosos o altos dignatarios de la iglesia. En las fachadas de las catedrales góticas, figuran bellísimas esculturas y relieves que aportan la sabiduría de la época y lo transmiten con interesantes simbolismos.

La pintura medieval se caracteriza por la no idealización de la belleza, es decir, no existe la intención de idealizar o exagerar la belleza de las formas humanas. En el aspecto técnico no se usa la perspectiva lineal; tampoco se maneja el claro-oscuro para conseguir el espacio virtual.

Catedral de Notre Dame.



Esto es todo por hoy, espero que sea de su agrado y ya saben, no olviden votar, comentar y dar resteem.

Saludos.

Categorías: STEEMPRESS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *