Hola, en esta publicación de hablemos de arte, tocaremos temas sobre el Arte Renacentista y Arte Barroco, espero sea de su agrado.

Arte Renacentista.

Renacimiento significa, literalmente, acción de renacer. Se desarrolló a lo largo del siglo XVI y en este período se renovó el interés por las manifestaciones artísticas y la filosofía de la antigüedad.

Los principales factores que influyeron para que surgiera el renacimiento fueron: El descubrimiento de América y algunos inventos como la brújula, el papel de trapo, la imprenta etc. En el aspecto social, influye el establecimiento de las garantías individuales en contraposición con el feudalismo medieval, que tenía al pueblo convertido casi en esclavo.

Durante esta etapa se logró una excelente vinculación entre la ciencia y el arte, así: los arquitectos se hicieron más matemáticos; los escultores más anatomistas y los pintores más geómetras.

Tanto la escultura como la pintura logran independizarse de la arquitectura. Así desaparece el anonimato medieval y los artistas comienzan a firmar sus obras.

Las formas simples y severas son las que se manejan en la escultura. Aparecen modelos helénicos que enaltecen al individuo, al cuerpo humano y al desnudo. Se producen múltiples obras, públicas y profanas. Sobresalen las esculturas de: Donatello, Miguel Ángel Buonarroti y Benvenuto Cellini, entre otros.

“David”, de Miguel Ángel.

Para la pintura, comienza la idealización de la belleza de las formas humanas, la exaltación del naturalismo. El óleo y el caballete sustituyen la pintura al temple.

El retrato, el paisaje y el desnudo adquieren mayor presencia. La geometría analítica incide en la pintura con el manejo de la perspectiva lineal, para representar el volumen; también se maneja el claro-oscuro con la misma intención de simular espacio.

Los pintores más sobresalientes fueron: Miguel Ángel Buonarroti, Rafael Sanzio, Sandro Botticelli y Leonardo da Vinci, que además era un gran científico.

La Mona Lisa o Gioconda, de Leonardo Da Vinci. 



Arte Barroco.

Su nombre procede de la palabra francesa “baroque”, que significa irregular, retorcido. Se caracteriza por el exceso en la ornamentación, que es desmesurada y extravagante. Se desarrolla a lo largo del siglo XVII y alcanza parte del siglo XVIII.

Aquí la arquitectura adquiere una especial importancia, la pintura y la escultura se ponen nuevamente a su servicio.

Los palacios y edificios religiosos dejan de lado el geometrismo del Renacimiento.

Se utilizan impresionantes columnas con adornos abundantes; los elementos decorativos predominan sobre los elementos constructivos; en los interiores, desaparecen prácticamente las superficies lisas.

Destacan los arquitectos italianos: Bernini, Borromini, Vignola, y los españoles: Herrera, Ribera y Churriguera.

Referente a la escultura, las figuras suelen tener actitudes de movimiento, algunas veces hasta teatrales, con tendencia al naturalismo.

Abundan los temas místicos-religiosos. El principal escultor fue Juan Lorenzo Bernini, también figuran los españoles: Gregorio Fernández, Martínez Montañés y Cano.

En este período la pintura se caracteriza por su realismo y luminosidad. Se dio un aumento en la cantidad de formas, y se llega a su máxima expresión con el rococó.

Al igual que la escultura, se representaron los personajes en pleno movimiento. En los países bajos figuran Rembrandt, Rubens y Hals; en Francia, Le Nain y La Tour; en España, Velázquez, Murillo y El Greco.

“Lección de anatomía del Dr. Tulp.” De Rembrandt.



Gracias por leer, no olvides votar, comentar y dar resteem si te gusto esta publicación; te invito a leer mis entradas anteriores.

Saludos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *